• Sara Castañón

Quinta Amores: San Miguel de Allende

En San Miguel de Allende, a las afueras de la vida nocturna del centro, Quinta Amores nos ofrece un espacio para descansar, enamorarnos de la naturaleza y reconectar con la familia. Este lugar es la representación de una hacienda mexicana, modernizada y concentrándose en todos los detalles de textura y armonía.


Quinta Amores está dividido en cuatro espacios, conformado por dos tipos de habitaciones. Una es un lugar pequeño y privado para dos personas, un pequeño escape de la vida cotidiana y la oportunidad de relajarse. La otra funciona como un loft o un departamento pequeño, tiene espacio para cuatro personas, pero también es perfecto para los viajeros que buscan quedarse unos meses en San Miguel.


Sus áreas comunes están cuidadosamente pensadas para ser parte elemental del espacio. Su naturaleza, la decoración y la arquitectura conjugan entre ellas para crear un lugar único. Aunque está alejado del estilo tradicional post-colonial que distingue a San Miguel, sí guarda detalles de las caballerizas. Al final, es un escape ideal para cualquiera familia.