• Sara Castañón

Casa Amada / Tepoztlán: ella es Amada

Hay espacios que no necesitan de mucho para llenarnos de magia. Hay lugares que logran crear un ambiente que abraza y acoge en una sola habitación. Eso es Casa Amada.


Este Airbnb es una sola habitación que surge de una reconstrucción. Dentro del cuarto se construyen escenarios distintos cada hora. Los vitrales dan permiso para que el cambio de luz a lo largo del día den paso a una nueva atmósfera. Es casi como si la luz danzara dentro del estudio. Está rodeado de senderos que puedes explorar de día o desde donde puedes admirar las estrellas de noche.


Parte de su magia se encuentra en lo alejado que está del centro de Tepoztlán. Aunque está a 15 minutos, la naturaleza y el cuarto parecen ser los únicos habitantes a la redonda. En Casa Amada las sensaciones que flotan en el ambiente nos llena de nostalgia, romance y claridad, poder compartir espacio con la naturaleza y todo su espíritu lleno de vida es una experiencia única.


Sin duda este es un lugar especial que recibe con amor y magia a quien quiera visitarlo.